Un argentino integró el equipo que encontró una potencial cura contra el VIH

El eficaz tratamiento permitiría erradicar el virus del organismo, dando lugar a una cura definitiva de la infección.

PlayDESCUBRIMIENTO. Un nuevo tratamiento permitiría erradicar el virus del HIV del organismo.
DESCUBRIMIENTO. Un nuevo tratamiento permitiría erradicar el virus del HIV del organismo.

La cura del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) se está acercando, de la mano de un investigador argentino. El doctor Juan Pablo Jaworski, trabajó entre 2011 y 2013  junto con el equipo de científicos de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregon, en Estados Unidos, que encontró una potencial cura contra el VIH.

El trabajo, publicado la semana pasada en la revista Nature Medicine, describe un eficaz tratamiento para el VIH que permitiría erradicar el virus del organismo, dando lugar a una cura definitiva de la infección.

 “Actualmente, es posible contener la enfermedad utilizando distintas combinaciones de drogas antirretrovirales (ARV) que, si bien permiten controlar eficazmente la replicación vital y restablecer la función inmunológica de los pacientes infectados, no son capaces de eliminar por completo al virus del organismo”, explicó el Jaworski en torno a los tratamientos disponibles hasta el momento para tratar el VIH.

Investigación con simios

Durante la investigación, el grupo, liderado por la doctora Nancy Haigwood, desarrolló un modelo de infección estrechamente relacionado al VIH, con el virus de la inmunodeficiencia de los simios y la proteína de envoltura del VIH, a la cual llamaron SHIV. Se introdujo el virus en monos Rhesus de un mes de vida y se observó que los animales no tratados presentaban una elevada carga viral, una disrupción de la respuesta inmune y una veloz progresión de la enfermedad. Una vez dentro del organismo, el virus se propagaba de manera tal que a las 24 horas lo detectaban en múltiples tejidos. Utilizando este modelo de virus, se analizó el rol de los anticuerpos neutralizantes (NAbs, por su nombre en inglés) en la patogénesis causada por el virus.

En una segunda instancia, los animales fueron infectados con SHIV y 24 horas más tarde recibieron un tratamiento con NAbs monoclonales (mNAbs) de última generación. El tiempo transcurrido entre la exposición y el tratamiento le permitió al virus diseminarse por todo el organismo, y se detectaron focos de replicación viral en diversos tejidos periféricos. Los investigadores observaron que el tratamiento temprano con mNAbs logró eliminar los focos en sólo dos semanas, evitando de esta manera el avance de la enfermedad. En suma, no volvió a detectarse el virus en sangre ni en tejidos periféricos en ninguno de los animales tratados. 

Los resultados de la investigación demostraron que, administrados tempranamente, los mNAbs pueden prevenir el establecimiento y/o favorecer la eliminación del reservorio de un retrovirus estrechamente ligado al VIH.

¿Qué se espera de nuevo?

Se espera que la utilización de estas drogas juegue un rol fundamental en la prevención de la transmisión de VIH de madre a hijo ya que los mNAbs podrán ser un muy buen complemento a las drogas ARV para la disminución de la cifra de nacidos infectados: “Estos resultados constituyen un gran sustento para comenzar a utilizar estas terapias en la clínica médica, sin embargo hay que esperar las pruebas definitivas en humanos infectados”, afirmó Jaworski.

Es importante remarcar la relevancia de este hallazgo ya que una vez que una persona se infecta con VIH, el virus se incorpora al ADN de sus células y establece un reservorio de por vida. Lasdrogas antirretrovirales logran controlar la carga viral hasta niveles indetectables y restablecer la respuesta inmune de los pacientes, pero no son capaces de eliminar el reservorio viral.

En este sentido, el investigador sostiene que “los mNAbs tienen la capacidad de promover la destrucción de estas células persistentemente infectadas y eliminar por completo al virus del organismo”. 

<iframe src="http://nota.elespectador.com/nodes/articulo/2016/02/n-619354.html" width="100%" height="300" scrolling="no" frameborder="0"></iframe>

CROI 2016: La esperanza de vida de las personas con VIH en tratamiento, acercándose a la de las que no tienen el virus

El inicio temprano del tratamiento, junto con otras estrategias de reducción de riesgo –como dejar de fumar o consumir menos alcohol– podría hacer que las esperanzas de vida de las personas con y sin VIH se igualasen más

La diferencia en la esperanza de vida entre las personas con y sin VIH pasó de 44 años entre 1996 y 1997 a unos 12 años en 2011, según datos procedentes de la organización Kaiser Permanente de California y presentados en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI), que se está celebrando actualmente en la ciudad de Boston (EE UU).

Esta diferencia es aún más pequeña (aunque sigue existiendo) en el caso de las personas que inician la terapia antirretroviral cuando su recuento de CD4 no ha caído por debajo del umbral de las 500 células/mm3. No es la primera que un estudio revela que la esperanza de vida de las personas con VIH se está aproximando a la de la población general (véase La Noticia del Día 29/11/2012), sin embargo el equipo de investigadores de Kaiser Permanente señaló que en muchos de estos estudios previos no se habían tenido en cuenta diferencias sociodemográficas y de hábitos de vida entre las dos poblaciones comparadas.

En este nuevo análisis, los autores contaron con datos procedentes de 24.768 personas con VIH y 257.600 sin VIH, y emparejaron a cada persona con VIH con 10 personas sin VIH de la misma edad, sexo, centro médico y año de atención. El 91% del total de participantes eran hombres. La media de edad fue de 41 años en el grupo de personas con VIH y de 40 en el otro grupo. En el grupo de personas con VIH, el 56% eran de etnia blanca (44% en el grupo sin VIH), el 21% de etnia negra (27% en el grupo sin VIH) y el 18% de origen hispano (10%). La población con VIH presentó unos porcentajes mayores de personas con historial de tabaquismo (45% frente a 31%), que tenían hepatitis B o C (12% frente a 2%) o que alguna vez consumieron grandes cantidades de alcohol u otras drogas (21% frente a 9%). En lo que se refiere a las personas que estaban tomando terapia antirretroviral, el 18% la inició con un recuento de CD4 superior a 500 células/mm3.

El número de fallecimientos registrados entre el grupo de personas con VIH pasó de 7.077 por cada 100.000 persona-años entre 1996 y 1997 a 1.054 por cada 100.000 persona-años en 2011, mientras que en el grupo de personas sin VIH, la tasa de mortalidad no cambió de forma significativa en ese periodo. En ese tiempo, los años de vida esperados a los 20 años aumentó de 19 a 53 años adicionales en el grupo con VIH, mientras que en el grupo sin VIH pasó de 63 a 65 años adicionales. Esto supuso que la diferencia en la esperanza de vida a los 20 años entre ambas poblaciones se redujo de 44 años a 12 entre el período 1996-1997 y el año 2011.

Al tener en cuenta el sexo, la esperanza de vida adicional a los 20 años pasó de 37 a 51 en el caso de las mujeres con VIH y de 38 a 49 en el de los hombres. Al tener en cuenta la etnia, se observó que el aumento de la esperanza de vida fue mucho mayor en el caso de las personas con VIH de etnia blanca u origen hispano que entre las de etnia negra. Así, entre las personas de etnia blanca, la esperanza de vida adicional a los 20 años pasó de 37 a 50 años en el caso de las personas con VIH de etnia blanca (sin cambio en el caso de las personas blancas sin VIH); de 35 a 46 años en personas de etnia negra (de 63 a 59 años en personas sin VIH de esta etnia) y de 39 a 52 años en personas de origen hispano (de 65 a 68 años en el caso de las personas sin VIH de dicha etnia).

Al considerar la vía de transmisión del virus, el aumento de la esperanza de vida a los 20 años fue similar entre los hombres gais (pasó de 40 años adicionales a 51) y entre las personas heterosexuales (de 38 a 51 años adicionales), pero fue menos grande entre la población de usuarios de drogas inyectables (pasó de 36 a 46 años adicionales).

En el periodo 2008-2011, una persona con VIH de 20 años de edad podía esperar tener otros 49,3 años de vida, frente a los 62,3 en el caso de las personas sin VIH, una diferencia de 13 años. Esta diferencia se redujo a 7,9 años cuando se tuvo en cuenta únicamente a las personas que iniciaron el tratamiento con un recuento de 500 células/mm3 o mayor. La diferencia fue incluso más pequeña si las personas que iniciaban pronto la terapia no tenían hepatitis B o C (7,2 años), no consumían grandes cantidades de alcohol o drogas (6,6 años) o no fumaban (5,4 años).

Fuente: Natap.org/Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia:
 Marcus JL, Chao C, Leyden W, et al. Narrowing the gap in life expectancy for HIV+ compared with HIV- individuals. Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI), February 22-25, 2016, Boston. Abstract 54.

Avances en el desarrollo de la estrategia de ONUSIDA. 

El ONUSIDA ha iniciado el proceso de desarrollo de su estrategia que guiará a este importante programa mundial en los próximos cinco años, un lustro que será determinante en el control de la epidemia del sida. Desde principios de año se vienen desarrollando consultas globales, regionales y nacionales con un amplio abanico de actores claves y socios de ONUSIDA, como fue la reciente consulta virtual en América Latina. En este proceso ampliamente participativo se buscan acordar las líneas estratégicas en torno a la “vía rápida” (Fast-Track), una propuesta de abordaje que plantea actuar ahora y con determinación para lograr un impacto en cinco y 15 años.

Fast-Track es, en otras palabras, una agenda de implementación acelerada para alcanzar objetivos ambiciosos para el año 2020, con el fin de posicionar al país -y al mundo- en una trayectoria para poner fin a la epidemia de sida en 2030.

¿Qué incluye esta agenda de implementación acelerada?

Algunas de las prioridades de la agenda podrían sintetizarse de la siguiente manera:

•    Un ajuste muy ambicioso en las metas de prevención y tratamiento del VIH con el objetivo de llegar a un máximo de cobertura en el menor tiempo posible.

•    Promoción de los programas con acciones altamente efectivas en los lugares más afectados y con las poblaciones con mayor incidencia de VIH.

•    Descartar lo que no funciona y promover la adopción de nuevas formas de prestación de servicios (incluyendo los servicios a la comunidad), fomentando la innovación y la adopción temprana de nuevas tecnologías y métodos.

•    La prestación de servicios de VIH con la intensidad y la calidad necesarias para alcanzar los objetivos en los próximos cinco años.

•    Centrarse en las personas y promover la cero discriminación.

Los parámetros y abordajes que ONUSIDA conservará en su nueva estrategia son los tres ceros y las tres orientaciones estratégicas, que continuarán sirviendo como un programa visionario y audaz para la respuesta mundial al sida.

Algunas cuestiones coyunturales y del contexto que los primero borradores capturan tienen que ver con lograr un mayor compromiso para acabar con el sida, facilitar más información estratégica sobre aquellos países que “se quedan atrás” en términos de las metas, la desigualdad creciente, las evidencias que prueban que la mayoría de las personas pobres y las personas con VIH viven en países de renta media (ver figura 1), el trabajo específico en países con “estados frágiles”, la nuevas metas de desarrollo, entre otras.

Finalmente se han identificado una serie de temas transversales en la nueva estrategia:

Información: “Información de tipo granular”, con mejores datos locales y desagregados; información estratégica para los tomadores de decisión.

Innovación: la necesidad de incluir aspectos de innovación en torno a los esfuerzos de fortalecimiento de los sistemas comunitarios, con la inclusión de las tecnologías móviles de comunicación. La promoción de los movimientos liderados por jóvenes y la protección de los bienes públicos como son los medicamentos y los asuntos referidos a la propiedad intelectual y el comercio.

Integración: la promoción de servicios descentralizados e integrados con tuberculosis, salud sexual y reproductiva, hepatitis, cáncer de cuello uterino, etc. Las acciones conjuntas para abordar los determinantes sociales y comunes, que incluyen los temas de justicia social.

Inversión: La inversión sostenible por medio de fuentes internacionales y domésticas.

Inclusión: Las personas que viven con y están afectadas por el VIH participan en todos los aspectos de la respuesta.

Énfasis regional y especificidad

Ya no hablamos de una epidemia global, sino de epidemias más bien regionales y locales con características propias que requieren una respuesta más personalizada. Las organizaciones políticas regionales pueden ayudar a promover la responsabilidad mutua de los Estados. Y es necesaria la promoción de la cooperación regional en cuestiones que requieren una acción colectiva (por ejemplo, la migración). Sin lugar a dudas, los abordajes regionales son más costo-eficientes.

Gráfico 2

Cambia, todo cambia

Como parte del ejercicio estratégico, ONUSIDA ha reconocido algunos de los fenómenos coyunturales que están cambiando la respuesta en la actualidad, como son: un mayor acceso a los antirretrovirales, la reducción considerable de sus precios, la significativa inclusión de los esfuerzos de reducción de daños (en particular por medio de las terapias de sustitución), los avances en la prevención de la transmisión vertical, la reciente declaración del Consejo de Seguridad sobre el sida y la UNGASS, y por último la existencia de mecanismos financiadores que han aumentado los recursos disponibles en forma drástica, como el Fondo Mundial y PEPFAR.

Hacia el futuro, el contexto puede seguir cambiando positivamente y esto podrá incluir una eventual vacuna, una cura, un acceso generalizado al tratamiento temprano, el uso eficaz del tratamiento como prevención, mayor acceso a las pruebas rápidas en el ámbito de la comunidad y una sostenida movilización virtual que tendrá como resultado más y mejor rendición de cuentas.

ONUSIDA también nos invita, en la figura 2, a ser mucho más ambiciosos, a no perder el foco en nuestras intervenciones, a promover el cambio necesario para ser más eficaces y eficientes, aumentando la velocidad pero sin perder de vista cuestiones esenciales como la protección y promoción de los derechos humanos.

Juntos todo es posible

Todo este ejercicio de análisis del contexto y de los avances, que sienta las bases de un buen ejercicio estratégico, fue acompañado por el diseño de posibles escenarios, que de alguna manera analizan como se vería el contexto y la respuesta si alguno o muchos de los temas emergentes mencionados arriba se confirman.

Consideramos que hay dos instancias de participación en este ejercicio: la primera, la actual, que es ofrecer la perspectiva de nuestras comunidades y organizaciones para que enriquezcan el plan y el abordaje estratégico. Y en segunda instancia, acompañar activamente la implementación del plan, que no es otra cosa que una hoja de ruta que nos guía hacia la contención definitiva de la epidemia. Esto es posible si se actúa hoy, con fuerza, con más recursos y determinación. Las condiciones para poner fin a la epidemia están dadas. Pero eso solo será posible con el esfuerzo conjunto de todos nosotros.

Para participar en el desarrollo de la estrategia de ONUSIDA se han habilitado diferentes canales: vía twitter, con el hashtag #UNAIDSstrategy2021: en la página webwww.unaidsstrategy2021.org y por correo a strategydevelopment@unaids.org. También puedes hacer llegar tus comentarios a la delegación de ONG de la Junta Coordinadora de ONUSIDA por medio de los representantes que en nuestra región son Ainsley K. Reid (CRN+) y Simón Cazal (Somosgay).

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.

En el 2013, el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública registró 8.208 casos de VIH/Sida en Colombia. 

Se teme que haya muchos más sin diagnosticar.

Según estudios, mientras en los años ochenta la proporción de notificados con VIH era de 28 hombres por cada mujer en el país, hoy es de 3 hombres en promedio. Sin embargo, hay un número que se escapa a las estadísticas oficiales, el de los pacientes “subdiagnosticados”.

Ya sea por temor a los resultados, por vergüenza al solicitar una prueba de VIH o simple descuido, hay un número indeterminado de personas que no se han practicado la prueba de VIH/Sida en Colombia, una enfermedad que necesita desmitificarse, según expertos.

Estos son algunos de los mitos más comunes el rededor de esta enfermedad:

 

El “estigma” de tener sida

Para el doctor Diego Bonilla, infectólogo del Hospital de San José y la FUCS, el temor a ser “estigmatizado” suele ganar la batalla de la prevención en enfermedades como el VIH/Sida y el agravante está en que la enfermedad puede tardar años en manifestarse, aumentando el riesgo de contagio.

“Hay temor a pedir la prueba porque se puede llegar a sentir estigmatizado. Van a pensar que si se hace la prueba es homosexual, o utiliza drogas o tiene hábitos de vida discutibles. Es importante aclarar que no se debe temer a pedir la prueba, se debe pedir por responsabilidad social y familiar”, afirma.

Además, aclara, el sida no es una enfermedad exclusiva entre personas homosexuales o drogadictos como suele afirmarse, es una infección que no respeta condición social, género, o grado de escolaridad.  

“El VIH puede infectar a cualquier persona, a pesar de que en un comienzo la infección era más frecuente entre hombres homosexuales, ahora es más común entre parejas heterosexuales, al punto de que cualquier persona puede padecerlo”, explica Bonilla.

Entre los 8.208 casos registrados en el país, se encuentran 5.958 hombres y 2.250 mujeres; entre los 15 y 49 años. Según Onusida, esta cifra posiciona al país en el tercer lugar en Latinoamérica, después de Brasil y México.

Aislarse, ¿la mejor solución?

“Hay personas que naturalmente toman el diagnóstico como una gran tragedia y afecta su estado emocional y social, tienden a aislarse. Es importante recibir la adecuada asesoría para aclarar dudas y entender en qué consiste la enfermedad”, advierte Bonilla.

 

No es fácil para ningún paciente recibir un diagnostico positivo de VIH/Sida, advierten especialistas, pero quienes tienen confirmación del diagnóstico deben acercarse a un especialista y recibir asesoría sobre el tema.  

“Recién diagnosticado, un paciente debe recibir una asesoría para entender la enfermedad. El paciente tendrá unos cambios grandes en su vida y deberá tener controles frecuentes pero hay  que aclarar que esta infección no es una sentencia de muerte”, asegura el doctor Bonila.

¿Enfermedad intratable?

Ser diagnosticado con VIH/Sida no significa haber sido sentenciado a muerte. En ocasiones, los pacientes tienden a negarse ante el diagnóstico y desaparecen del sistema de salud.

“Actualmente se comporta como una enfermedad crónica. Lo que hay que hacer es recibir asesoría para aclarar dudas y empezar controles con un grupo de salud con conocimiento sobre el tema”, aconseja el infectólogo.

Según explica Bonilla, la información que se encuentra en internet sobre el tema es tan variada y en ocasiones confusa, que puede llegar incluso a confundir al paciente con argumentos como “el sida es una enfermedad inventada y los retrovirales tienen efectos altamente adversos”.

Actualmente, la calidad y la esperanza de vida de las personas con esta enfermedad podrían compararse a la de muchas otras enfermedades crónicas como la Hipertensión o la Diabetes siempre y cuando reciban un manejo oportuno y apropiado.

 

¿El sida es un tema de adultos?

La educación y orientación sobre qué es el sida, sus efectos, su prevención y tratamiento es un tema que expertos recomiendan tratar con jóvenes desde el colegio.

“Es un hecho que cada vez los jóvenes inician su vida sexual cada vez más temprano. Hace falta concienciación a ese nivel, si bien las campañas educativas se hacen sobre planificación, es vital enseñar a los jóvenes sobre la prevención”, indica Bonilla.

“Soy responsable, no necesito la prueba del VIH/Sida”

La desinformación y las conductas irresponsables como compartir agujas, la promiscuidad y el sexo sin protección, han hecho que la cifra de contagiados siga en aumento.

La transmisión del virus se ve favorecida también porque usualmente una persona al contraer el VIH no presenta síntomas o estos son muy leves, lo que hace que no busque atención médica.

De este modo, un portador puede durar varios años sin diagnóstico e infectar a varias personas si se tienen conductas de riesgo. Por esta razón, es vital que toda persona sexualmente activa, que utilice drogas endovenosas o tenga otros factores exposicionales de riesgo se realice por lo menos una vez al año las pruebas médicas correspondientes para tener la certeza de no ser seropositivo.

Para recordar

* Ni los métodos intrauterinos, ni las hormonas o pastillas previenen el sida. El condón es el método más eficaz contra el contagio.

* Es necesario aclarar que el virus no se transmite a través de la respiración, la saliva, el contacto casual por el tacto, dar la mano, picaduras de mosquitos u otros insectos, tos o estornudos; abrazar o besar a una persona que tiene el virus, o por compartir ropa, el sanitario o utensilios domésticos.

* La educación y la conciencia de una vida sexual responsable son herramientas vitales para impedir que el VIH se propague aún más. Asumir cabalmente la responsabilidad por el cuidado de la vida propia y de los demás es el primer paso para protegerse de la enfermedad. De igual forma es clave reconocer las prácticas de riesgo que pueden facilitar la adquisición o la transmisión de dicha enfermedad. 

* La estadística podría seguir mejorando si más personas en Colombia se realizaran los controles pertinentes y se realizaran campañas de prevención realistas entre los jóvenes colombianos superando los mitos alrededor de la enfermedad.

* Finalmente, el doctor Bonilla concluye que “es necesario que tal y como lo indica el Ministerio de Salud y Protección Social se fortalezcan los mecanismos de detección temprana del VIH en la población colombiana especialmente en mujeres en edad fértil y gestantes”.

¿Fin del S.I.D.A.?

Una vacuna que bloquea el VIH en monos da esperanza a los humanos

Los científicos están sorprendidos al encontrar una vacuna que bloquea eficientemente el VIS (equivalente simio del VIH), algo que podría significar la victoria sobre el sida.

El problema con el virus de la inmunodeficiencia es que usa el mismo sistema de inmunidad para reproducirse. Al entrar en el organismo el virus ataca las células T CD4 (tipo de leucocitos), responsables del reconocimiento de los 'enemigos', se reproduce en ellas, mientras el organismo no reconoce al virus como un patógeno. De ahí el problema de crear un suero contra el VIH: a diferencia de otras vacunas, que ponen al enemigo debilitado frente a las células CD4 para que el organismo desarrolle una defensa, introducir el VIH en el organismo sería como abrir de par en par las puertas de la casa al enemigo y regalarle a los guardias de seguridad.

Sin embargo, un grupo de investigadores franceses y chinos ha logrado encontrar una manera de 'enseñar' el VIH al organismo, pero evitar que se propague en el cuerpo. Han logrado crear un suero que estimula la producción de células T CD8, anteriormente desconocidas, pero no permitir la producción de las CD4 que el VIH usaría para propagarse. Es decir, la vacuna hace algo contrario a lo que suelen hacer las vacunas tradicionales.

El suero creado por los investigadores consiste en VIS inactivado administrado con dosis de bacterias del intestino.

Beberla es más eficiente

El resultado obtenido sorprendió a los mismos científicos. 15 de los 29 animales a los cuales se les administró la vacuna quedaron protegidos del virus, pese a los muchos intentos de infección incluso 4 años después. Resultó importante la forma de introducción del suero: ninguno de los macacos a los que se administró la vacuna oralmente contrajo el virus, mientras la administración vaginal y rectal resultó menos eficiente. Eso significa que si los ensayos en humanos son igualmente exitosos, la vacuna contra el VIH podría consumirse bebida.



Texto completo en: http://actualidad.rt.com/ciencias/view/138627-crear-vacuna-vih-monos

http://actualidad.rt.com/ciencias/view/138627-crear-vacuna-vih-monos

Trabajamos por la inclusión de las diversidades..."Viendo al Futuro"

http://www23.jimdo.com/app/s9a683dc425606d72/p0d5fd339329d860d/?jumpto=siteadmin%2Fnotification%2Fnewjimdobetatester%2F#

SALUDO DE NAVIDAD Y AÑO NUEVO

EL VIRUS DEL VIH SE ESCONDE FACILMENTE

EL VIH se esconde en las células del organismo. SCIENCE

EL VIH se esconde en las células del organismo. SCIENCE
Para esconderse dentro de las células, el virus del sida, el VIH, utiliza una una especie de «capa» que le convierte en invisible para el sistema inmune encargado de destruirlo. De esta forma, el sistema inmune, al no identificar la presencia de un «extraño» no se activa y permite al virus permanecer en el organismo. Ahora en trabajo que se publica en Nature se ha descubierto que gracias a un fármaco experimental que «descubre» al virus se puede reactivar la respuesta inmune y evitar así la replicación del VIH. Estos datos, todavía en fase de investigación básica, podrían en el futuro servir para diseñar nuevos tratamientos contra el VIH.
Cuando el VIH infecta el organismo la primera defensa que se encuentra es el sistema inmune innato. Este mecanismo se activa ante cualquier extraño -virus, bacterias, etc.- y desencadena una respuesta que en muchas ocasiones termina controlando al elemento extraño. Sin embargo, en el caso del VIH, a pesar de que infecta las células, en muchas ocasiones no se inicia esta defensa, algo que ha intrigado durante años a los investigadores.

Lo que ha logrado un equipo del University College London, en Gran Bretaña, es identificar las moléculas que hacen «invisible» al VIH. Dichas moléculas, explican en su trabajo, se ubican en las células y el VIH las «recluta» para que el virus esté protegido frente al sistema inmune. Pero cuando estas dos moléculas desaparecen, bien sea por agotamiento o bloqueando su reclutamiento con un fármaco experimental, el VIH vuelve a estar expuesto al sistema de alarma y se activa una respuesta inmune contra el virus. Los investigadores creen que si fuera posible dirigirse a esta moléculas que «camuflan» al VIH y no a éste en sí mismo, sería mucho más difícil que el virus mutara y se vuelve resistente, un problema común con las terapias actuales para el VIH .
Virus camuflado
«El VIH es tremedamente hábil para esconderse de las defensas naturales y por esta razón es tan peligroso. Ahora que hemos identificado la «capa de invisibilidad» del virus, hemos descubierto unadebilidad que podría ser explotada para nuevos tratamientos contra el VIH», explica Greg Towers, autor principal del estudio.Sin embargo, advierte, hace mucha más investigación, «pero el potencial de este enfoque es enorme, no sólo como un posible tratamiento en sí mismo, sino como un complemento a las terapias existentes». Towers añade que también están trabajando en ver si el bloqueo de estas moléculas de «camuflaje» puede ayudar a aumentar la respuesta inmune a vacunasexperimentales contra el VIH o usarse para proteger contra la transmisión del VIH.

El fármaco experimental utilizado en el estudio se basa en la ciclosporina, un medicamento inmunsupresor que se utiliza para prevenir el rechazo de órganos en pacientes trasplantados. Se ha demostrado que las ciclosporinas bloquean la replicación del VIH y otros virus, pero no son adecuadas para el tratamiento de pacientes infectados debido a sus efectos negativos sobre el sistema inmune, por lo que el equipo utilizó una versión modificada del fármaco, que bloquea los efectos de las dos moléculas de camuflaje sin suprimir la actividad inmune.
 

EL VIRUS MORAL DEL SIDA

SIDA La infección por VIH es como la lepra en la actualidad

Interesante artículo tomado de  la  Revista Semana.com

http://www.semana.com/vida-moderna/articulo/el-virus-moral/344294-3

TODOS Y TODAS CONVIVIMOS CON EL VIH

Y TU ¿QUÉ TRANSMITES?

1° de Diciembre de 2012

Transmitimos noticias "positivas"

Corte ordena re-admitirlo


JOVEN PATRULLERO CON VIH PUEDE REGRESAR A LA POLICÍA

El 1 de diciembre de conmemora (mas no se celebra) el día mundial de la lucha contra el Sida.

La Corte Constitucional Colombiana acaba de fallar una acción constitucional de tutela por la cual ordena a la Dirección de Incorporación de la Policía Nacional de Colombia re-incorporar a un joven a quien luego de un resultado positivo en la prueba de vih le excluyeron del proceso de admisión.

El abogado defensor de organizaciones de pacientes con enfermedades de alto costo, crónicas, discapacidades y huérfanas - Germán Humberto Rincón Perfetti- manifestó  "El estigma es una marca o señal con la cual se fortalecen los prejuicios, los que a su vez alimentan el estigma, siendo este un circulo vicioso. Para nuestro caso en todos los países del mundo todavía hay marcas o señales con las cuales se excluye a las personas viviendo con el vih o el sida, vulnerando la dignidad humana, el derecho al trabajo, el debido proceso, libre desarrollo de la personalidad, y la libertad libre de escoger un oficio o una profesión.  El día mundial nos hace un llamado para cambiar actitudes y comportamientos. Yo quisiera que todas las personas en el Planeta estuviéramos diagnosticada con el vih o el sida, siendo esta una ventana de oportunidad para re-pensarnos : el mundo realmente cambiaría"

Mayor información:

Germán Humberto Rincón Perfetti 

315-3719383

@german perfetti

 

Fundación Proyecto Gente ... ¡Celebra!

En el marco de la conmemoración del día mundial de las luchas contra el sida el 1° de Diciembre
En el marco de la conmemoración del día mundial de las luchas contra el sida el 1° de Diciembre

Registro fotográfico de la celebración

Primeros 15 Años ... ¡viendo hacia el futuro!

FUNDACIÓN PROYECTO GENTE CONMEMORA EL 1º. DE DICIEMBRE ALREDEDOR DE SU LEMA: "TODOS Y TODAS CONVIVIMOS CON EL VIH.SIDA

1 DE DICIEMBRE DIA MUNDIAL DEL SIDA 2011: " PERSONAS DISTINTAS .... DERECHOS IGUALES"- cero nuevas infecciones y cero muertes a causa de sida

JUICIO AL VIH - VIERNES 29 DE JULIO DE 2011
JUICIO AL VIH - VIERNES 29 DE JULIO DE 2011

A PROPÓSITO DEL VIH Y EL SIDA:

 

corresponsales clave

 

Pueden visitar nuestra página web en www.corresponsalesclave.org 

Facebook: www.facebook.com/corresponsalesclave 
Síguenos en Twitter: @CorresponsalVIH

 

 

Compartimos el artículo redactado por Javier Hourcade Bellocq sobre el informe anual de ONUSIDA, que fue presentado el 23 de noviembre.

 

 

Informe Anual sobre el SIDA de ONUSIDA: Una epidemia estabilizada con una reducción del 20% en las nuevas infecciones y en las muertes relacionadas con esta enfermedad

 

El 23 de noviembre, el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) publicó su informe anual de la epidemia con lo que parecen ser buenas noticias, en vísperas de celebrarse otro Día Mundial de la Lucha contra el SIDA el próximo primero de diciembre. Según el informe de ONUSIDA, existen evidencias de que se ha logrado frenar la epidemia, reduciendo la propagación y mortalidad del VIH.

Por Javier Hourcade Bellocq

 

“Las nuevas infecciones han caído en torno al 20% en los últimos 10 años; las muertes relacionadas con el SIDA se han reducido en cerca del 20% en los últimos 5 años y el número total de personas que viven con VIH se ha estabilizado. En este artículo compartiremos más datos del informe y comenzaremos una reflexión en torno al significado de esta información”, menciona el comunicado de prensa del ONUSIDA.

Los informes anuales sobre la epidemia se elaboran en base a datos del año anterior, en este caso el 2009, debido al proceso de recolección de información epidemiológica que se realiza en los países anualmente. El año pasado, 2,6 millones de personas se infectaron con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) contra 3,1 millones en 1999. Así también, 1,8 millones de personas fallecieron como consecuencia de enfermedades relacionadas con el SIDA en comparación a los 2,1 millones de hace 10 años. En ambos casos, se trata de una reducción de una quinta parte. A fines del 2009 se estimó que 33,3 millones de personas vivían con el VIH, una cifra un poco superior debido principalmente a una mayor sobrevida de las personas con VIH como resultado de las terapias efectivas.

Un estudio sobre 182 países

ONUSIDA afirma que estos resultados se deben en parte a que la prevención está funcionando, con una reducción del 25% en 56 de 182países estudiados. Pero más allá de estos datos prometedores, en África subsahariana -donde se concentra el 70% de los casos a nivel mundial- la epidemia se habría estabilizado, si se lo compara con países de Europa Oriental y Asia Central. Esta última subregión del planeta que presenta una epidemia emergente ha sido sistemáticamente no priorizada por el financiamiento internacional, y sin lugar a dudas debe haber aquí alguna relación de causa-efecto.

Existe la posibilidad de que parte del impacto positivo en la epidemia, la estabilidad o reducción en muchos casos de las nuevas infecciones, tenga un correlato con un mayor acceso al tratamiento antirretroviral. Es difícil aseverar esto sin mayores evidencias y estudios a gran escala, pero como lo mencionáramos en los artículos de la Conferencia Internacional de Viena, ya nadie discute que el tratamiento tiene un rol clave en la prevención.

Prevención y/o tratamiento

La relación que existe entre prevención y tratamiento es despareja: por cada dos personas que contraen el virus, una inicia tratamiento. Más y mejores estudios sobre el tratamiento como prevención para reducir la relación infección-tratamiento de 2 a 1 será de seguro una de las principales prioridades en una sostenida reducción en los nuevos casos.

Estos datos ponen en evidencia también, por un lado, que la inversión en prevención es insuficiente, y por el otro, que los modelos de abordaje, en especial aquellos dirigidos a modificar comportamientos y mantener conductas “saludables” en el tiempo, tienen una limitada eficacia.

Condones y algo más.

El tema de las barreras de la prevención tiene un costado fuertemente arraigado en los derechos humanos. En la medida en que no se avance en reducir la violencia de género y la violencia dirigida a las poblaciones en situación de mayor riesgo, no se podrá contener la epidemia en mujeres, personas transgénero, trabajadoras sexuales, gays y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH). Poco se podrá avanzar si muchos de los centros de salud y educativos continúan maltratando a estas personas, mientras la policía y las bandas las manipulan y matan como resultado de diferentes procesos de corrupción y violación de los derechos humanos.

El estigma y la discriminación son barreras muy importantes. Los gobiernos y otros creadores de políticas y tomadores de decisión se resisten a trabajar directamente con las poblaciones en mayor riesgo. Como indicador, los pocos programas que existen en este sentido son los que se encuentran financiados por el Fondo Mundial para el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria. Mecanismo que, paradójicamente, se está quedando con menos recursos económicos, en particular para financiar países con perfiles de epidemias concentradas en determinadas poblaciones, como los de Latinoamérica.

Ganancias frágiles

En los próximos días, en ocasión de la celebración del Día Mundial del SIDA, no debemos dejarnos llevar por un exitismo precoz, el que además puede en alguna medida reforzar un mensaje equivocado de que la crisis se ha terminado. En nuestra región, en un año, más de 100 mil personas han contraído el VIH, mayoritariamente jóvenes y personas en mayor riesgo (trans, gays, HSH y trabajadoras sexuales).

Los grandes desafíos de los próximos años serán: mantener los recursos financieros mínimos para incrementar el acceso a la prevención y al tratamiento en nuestro países con fuentes domésticas e internacionales, e intensificar el trabajo en Derechos Humanos y reducción del estigma y la discriminación que permitirá llegar a las poblaciones más marginadas y excluidas de nuestra sociedad.

La lucha por la no exclusión sintetiza, quizás, lo que vendrá. La no exclusión de países por sus niveles de renta o por estar co-financiando su respuesta al VIH/SIDA. La no exclusión social de las poblaciones en situaciones de mayor riesgo que no solo están más expuestas al VIH y las ITS, sino también a la violencia y a otras violaciones de los Derechos Humanos. La no exclusión social de las personas en situación de pobreza, porque el SIDA seguirá golpeando más duro a los que menos tienen, y sin seguridad alimentaria será muy difícil sostener los tratamientos en el largo plazo y más aún los esfuerzos de prevención.

La crisis y la urgencia no han terminado, como tampoco la necesidad de dar respuestas excepcionales que estén a la altura de cada circunstancia. No podemos dejar que baje la guardia cada persona que tiene el poder de firmar y comprometer recursos financieros en nuestros países y en los países desarrollados, como así tampoco cada persona que tiene una relación sexual y duda u olvida usar el condón.

“Las inversiones en la respuesta al SIDA están dando frutos, pero las ganancias son frágiles”. Michel Sidibé, Director Ejecutivo del ONUSIDA.

Nota Importante: El informe anual se ha publicado por ahora solo en Inglés, por ello los vínculos dirigen a documentos en este idioma, publicaremos la versión en español cuando este disponible.

 


-- 
Alejandra Ruffo
Equipo de Corresponsales Clave en VIH/SIDA
International HIV/AIDS Alliance
E
corresponsalesclave@gmail.com
W: www.corresponsalesclave.org

 

QUE AGRADABLE COMPARTIR CON NUESTROS VISITANTES ...

--- Y que bueno que nos acompañen ... a ver hacia el futuro!!!

Colombia ha firmado el compromiso de "Objetivos de desarrollo del milenio"- el objetivo No. 6 hace referencia al VIH/SIDA ...  CONÓZCALOS!!! ... Y AYUDE A QUE OTR@S LOS CONOZCAN

 

La ONU revisará el avance en los objetivos de desarrollo del Milenio en una sesión de alto nivel en septiembre de 2010

 

http://www.un.org/spanish/millenniumgoals/